Elaboración del Vino -> Suelo y vino

Efecto del suelo en el vino

Pobre, seco y buen drenaje.
Estas tres condiciones permiten que las raíces de los viñedos se desenvuelvan plenamente. Los terrenos fértiles posibilitan gran producción de uvas, pero la calidad del producto no es buena. Al contrario de lo que cree la mayoría, las viñas más famosas están plantadas en terrenos de grava y piedras, donde cualquier otro cultivo sería muy poco viable.
Este es el tipo de suelo que proporciona buen drenaje y aireación, permitiendo también que se almacene el calor del sol para mantener las raíces húmedas por la noche, cuando bajan las temperaturas.
Bajo estas condiciones, las raíces de las viñas se entierran hasta 15 metros bajo tierra, absorbiendo a esa profundidad el agua y las sustancias minerales que necesitan para su desarrollo. La humedad excesiva hace que las raíces se pudran.
También hay que resaltar que las regiones costeras son más indicadas para la viticultura, pues posibilitan la insolación y el estancamiento de las aguas. Cuando hay irrigación artificial, el plantío deberá estar en un terreno llano.
La composición de los suelos no es homogénea, de allí la variación de la calidad y de las características de las uvas. Pero existe un factor básico e indiscutible: el suelo ácido no favorece a la viticultura.
De entre la variedad de suelos existentes, podemos citar los suelos arcillosos, muy comunes en Alemania, en las regiones de Saar y de Mosel, es un suelo ideal para la producción de vinos ligeros y aromáticos. El suelo arcilloso, que favorece la acumulación de agua en el subsuelo, no está especialmente indicado para la producción de grandes vinos, pero funciona muy bien para los vinos blancos dulces (Loire) y tintos de buena calidad, pero no excepcionales. El suelo volcánico es propio para la producción de vinos con mucho cuerpo, con intensos aromas minerales, como los encontrados al sur de Italia y en Sicília.
Los suelos calcáreos son ideales para la viticultura, ofreciendo poca resistencia a la penetración de las raíces de las viñas, refleja la luz solar y almacena su calor para el período nocturno, es favorable para obtener vinos blancos bien estructurados, complejos y elegantes, como los de Borgoña o Champagne.


Barricas para VinoComponentes Químicos del VinoAlteraciones del VinoLas EtiquetasSuelo y vino    
Copyright © 2005 Info-vinos.com

free hit counter
Free Hit Counter